DJ

 

DJ el Irresistible

Arjan Sikking recibió su apodo de “El Irresistible” cuando amenizaba las milongas en la Academia de Tango. A través de los años ha logrado armarse de una amplia y variada colección de más de 12.000 temas de tango argentino. “El irresistible” es el nombre de un tango del año 1908.

DJ el Irresistible es conocido por su forma de construir la noche de la milonga, aprovechando plenamente las diferentes energías que expresan los diversos estilos de tango. Se inspira sobre todo en la rica historia tanguera de los años 30, 40, y 50 (y también algo de los 60).

Sus tangos, milongas y valses siempre se prestan a ser bailados y como se acostumbra en Buenos Aires, entre las tandas* de cuatro temas pone una cortina**.

 

*Tanda

Una tanda es un conjunto de cuatro (o a veces tres) temas que se asemejan en carácter, muchas veces tocados por la misma orquesta con un mismo estilo.

Los bailarines pueden elegir su pareja de baile de acuerdo al estilo de música de la tanda. En cada tanda, la pareja puede tener la tranquilidad necesaria para dedicar energía a la improvisación durante el baile.

**Cortina

La cortina consiste de música que no es tango que se pone entre tandas y que no se baila. Las parejas se van de la pista y la cortina brinda la oportunidad de invitar a otra pareja de baile para la siguiente tanda. En Buenos Aires esto se hace con un gesto de la cabeza (cabaceo).

 

DJ el Irresistible


El tango el Irresistible

Este tango de Logatti se estrenó en el año 1908 durante los bailes de carnaval en el Teatro Opera. El tango impactó tanto en el público que, según cuenta la historia, una pareja de baile se acercó al escenario preguntando por el nombre del tema. Se les señaló uno de los músicos, que resultó ser el compositor. Logatti les contestó que el tema no tenia título, a lo que la mujer de la pareja respondió: “¡Pero es irresistible!”

 

“¡Entonces ése será el título!”, le contestó el compositor, “y cuando lo publique será un honor para mi dedicárselo a usted. ¿Cuál es su nombre?”, dijo.

“Que sea para L”, le dijo la mujer.

EL IRRESISTIBLE Juan D’Arienzo 1954